Cuando sacaron la actualización de Woocommerce a la versión 2.0, oí muchas críticas y quejas, y he decidido que lo mejor es que explique qué ocurrió. Como bien nos explican en este artículo en inglés, el problema fue no respetar la compatibilidad hacia atrás (sus razones tenían, pero fue algo doloroso para la comunidad de usuarios), unido a que los usuarios de WordPress están muy mal acostumbrados (porque todo suele ir bien, claro), e instalan las actualizaciones sin testear previamente en una plataforma aparte. Y ahí llegó el problema: muchos carritos y tiendas dejaron de vender.

Así que, como moraleja: antes de actualizar una plataforma en producción, instalen las actualizaciones en una plataforma aparte, que sea exactamente igual a la de producción, testeen, y cuando estén seguros de que todo funciona, hagan una copia de seguridad de la plataforma y la BD antes de actualizar. Mas vale tardar 6 horas en actualizar, que 6 días en echar a andar de nuevo una plataforma.

Comparte!
Share

0 comments

Deja un comentario