Si has hecho todo lo que te recomiendan las webs sobre limpieza de WeKnow.ac y sigues teniendo esa molesta redirección en tu Google Chrome, la solución más sencilla pasa por desinstalar Google Chrome con la herramienta para Mac “Clean My Mac” (sólamente con desinstalar el navegador arrastrándolo a la papelera de reciclaje no sirve), reiniciar tu equipo y volver a instalar el navegador de nuevo. Si tienes un usuario en Chrome para guardar tus preferencias y contraseñas, no perderás nada y la fastidiosa redirección por fín se borrará.

Y un truco para no volver a tener esa redirección es vigilar lo que instalamos y aceptamos al descargar aplicaciones y extensiones para el navegador. Un sistema Mac puede ser más seguro que un sistema Windows, pero parte de esa seguridad somos nosotros mismos. Debemos leer atentamente antes de instalar nada.

Comparte!
Share

0 comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.